Dermatitis Seborreica

seborrheic_derm-u

  • ¿Qué es la dermatitis seborreica? Es una enfermedad de la piel en que aparece descamación en el rostro y el cuero cabelludo. Es de carácter crónico, es decir, se mantiene la tendencia a tenerla a lo largo de los años.

  • ¿Por qué se produce? Se produce por una conjunción de factores: Una predisposición genética, la renovación acelerada de células de la piel, el aumento de la producción de sebo y la presencia de un hongo llamado Malasezzia furfur.

  • ¿El hongo involucrado es contagiable? No, puesto que la Malassezia furfur es un hongo habitual y normal de la piel. Prácticamente todos lo tenemos. En la dermatitis seborreica y otras enfermedades aumenta demasiado y genera ciertos daños en la piel.

  • ¿Las emociones influyen en la enfermedad? Si. Es una de las enfermedades cutáneas más característicamente influidas por las emociones. Ante estrés o baja de ánimo, tiende a aumentar

  • ¿Cómo se presenta la dermatitis seborreica? A nivel del cuero cabelludo, se manifiesta inicialmente con caspa. En estados más avanzados hay eritema (rojez) y descamación.
  • En el rostro, se presenta con eritema y descamación grasosa en las cejas, entre las cejas y junto a la nariz. También puede aparecer dentro y  detrás de las orejas En el cuerpo puede presentarse con lesiones en el pecho y la parte alta de la espalda.

    caspa

     
  • ¿Es necesario hacer algún examen para diagnosticar la enfermedad? No. Suele no ser necesario realizar exámenes.
  • ¿Cómo se trata? Se trata principalmente con champús y lociones antimicóticas (que destruyen los hongos). También pueden usarse lociones antinflamatorias. En casos más severos puede tratarse con antimicóticos orales.

  • ¿Con un buen tratamiento, se quita para siempre? No necesariamente. Por su carácter crónico tiende a reaparecer, es por eso que debe mantenerse en control dermatológico y con un tratamiento mínimo de manutención. En algunos pacientes, la tendencia a la dermatitis seborreica puede ir disminuyendo hasta desaparecer.

  • ¿Qué hacer para mantenerla controlada? El uso de champús antimicóticos 1 o 2 veces a la semana suele evitar la reaparición de la enfermedad. Es importante recordar que con la espuma del champú hay que masajear el cuero cabelludo y las zonas afectadas por varios minutos.

Comentarios cerrados.